Close
    Search Buscar

    Revisión de Lenovo Yoga Slim 7 Pro: una excelente PC Oled de 14 pulgadas con AMD Ryzen 7 5800H

    Quien soy
    Alejandra Rangel
    @alejandrarangel
    Autor y referencias

    Después de un excelente Yoga Slim 7, Lenovo retoma su receta para el éxito con un Yoga Slim 7 Pro de gama alta. Equipado con uno de los mejores procesadores del momento y una pantalla Oled, lo tiene todo para gustar sobre el papel. Veamos si esto es así en la práctica...

    Presentación


    En 2020, Lenovo había dado la sorpresa con un excelente Yoga Slim 7 equipado con AMD Ryzen 4000. Un año después, Lenovo está revisando su copia con una configuración más musculosa que probablemente atraerá a una buena cantidad de usuarios. Adornado con un panel Oled y uno de los procesadores más potentes del momento, todo por unos 1200 € (dependiendo del tamaño del almacenamiento), se presenta como un serio competidor de los MacBooks y otros fabricantes de PC. ¿Esta computadora lo hace perfectamente?


    Construcción

    Al igual que en el Yoga Slim 7, la versión Pro está muy bien acabada. Su marco de aluminio anodizado parece sólido y el formato 16:10 de la pantalla ofrece más altura de visualización que el clásico 16:9, lo que resulta muy práctico para muchas aplicaciones. Además, los bordes son muy finos, lo que siempre es apreciable.




    El diseño de la PC es limpio.

    El panel táctil es suave, sensible y no se hunde demasiado bajo presión. El teclado también tiene éxito. La escritura es receptiva y bastante silenciosa. La luz de fondo se puede configurar en 4 niveles, incluido uno automático que se adapta a la luz ambiental. Hay algunos atajos interesantes en las teclas de función (F1 a F12) en particular para silenciar el micrófono, tomar capturas de pantalla o administrar diferentes oficinas.


    El teclado y el touchpad son eficientes.

    La PC no tiene lector de huellas digitales, pero está equipada con una cámara web (720p) con módulo de infrarrojos que permite un desbloqueo rápido con Windows Hello. Para la conectividad, Lenovo ha reducido las posibilidades quitando un puerto USB-A, el puerto HDMI y el lector de tarjetas microSD. Extraño para un modelo "Pro"... pero todavía hay un puerto USB-A, dos puertos USB-C compatibles con DisplayPort y, por supuesto, un conector mini-jack. Wi-Fi 6 y Bluetooth 5.1 están presentes para altas velocidades de transferencia.




    La conectividad es más limitada que la del Yoga Slim 7.

    El sistema de refrigeración demostró ser muy efectivo. Notamos alrededor de 38°C en el centro del teclado y poco más de 47°C en la ventilación. Esta buena gestión de la temperatura va acompañada de un nivel de ruido de 38,8 dB en plena acción en un juego, lo cual es clásico en este tipo de ordenadores. Por lo tanto, el ruido del ventilador es audible, pero aún soportable.


    El PC no se calienta mucho.

    Al quitar los 7 tornillos Torx y desmontar el chasis, descubrimos un SSD M.2 extraíble, pero desafortunadamente no hay un módulo de RAM accesible, ya que está soldado a la placa base.


    El SSD M.2 es extraíble, pero la RAM no lo es.



    Actuaciones

    Nuestro modelo está equipado con una configuración musculosa con un SSD de 1 TB, 16 GB de RAM, pero sobre todo un procesador AMD Ryzen 5800H a 3,2 GHz con turbo a 4,4 GHz que ha demostrado su valía en gran medida, ya que es uno de los chips con mejor rendimiento. hemos probado hasta ahora. Normalmente encontramos la serie H en PC más gruesas, a menudo las dedicadas a los juegos y este Yoga Slim 7 Pro es una excepción.

    Para que el calentamiento no sea excesivo, el fabricante ha limitado el TDP de este Ryzen 7 5800H a 45 W. Por tanto, sus frecuencias máximas están ligeramente restringidas y no es tan eficiente como las de modelos gaming como el Lenovo Legion 5 Pro o el Dell. G15 5515, pero aún ligeramente mejor que el Ryzen 7 5800U que normalmente se encuentra en los ultraportátiles.

    De cualquier manera, el Yoga Slim 7 Pro puede abordar cualquier tarea sin pestañear, desde automatización de oficinas hasta aplicaciones pesadas de procesamiento de video y fotografía. En el juego, la PC funciona bien con 38 fps en promedio en Diablo III (gráficos llevados al máximo) y 58 fps en Overwatch (baja calidad). Suficiente para disfrutar de unos juegos no demasiado exigentes sin ningún problema.

    Pantalla

    La pantalla Oled es un elemento clave de este PC. Con una definición de 2880 x 1800 px y un formato 16:10, tiene serios argumentos. También se refresca a 90 Hz, una frecuencia muy rara en PC, situada a medio camino entre los clásicos 60 Hz y los 120 Hz que encontramos más bien en los paneles gaming. Por lo tanto, la pantalla parece un poco más fluida al desplazarse por una página, por ejemplo, lo que mejora la comodidad de lectura.


    Los biseles de la pantalla son delgados.

    Los resultados de nuestras mediciones son bastante buenos: temperatura de color de 6630 K (cerca del estándar de video, 6500 K), brillo máximo de 391 cd/m² y, por supuesto, una relación de contraste infinita y cero resplandor gracias al Oled. La pantalla, sin embargo, peca de dos características: los colores no son los más precisos (Delta E de 4,2) y, como suele ocurrir con los paneles OLED, la reflectancia media es enorme (50%). En la práctica, su brillo puede compensar los reflejos en la mayoría de las situaciones, pero debe tener cuidado con las fuentes de luz que se encuentran frente a la computadora.

    Finalmente, sus bordes delgados brindan una tasa de ocupación de pantalla muy buena (82%).


    De izquierda a derecha, la curva gamma, la temperatura de color y el Delta E.

    Auriculares & Altavoces

    Esta vez, Lenovo ha colocado los altavoces debajo del chasis, lo que hace que la escucha dependa de la superficie en la que se coloca la computadora. Como es habitual en los ultraportátiles, los altavoces ofrecen un sonido de baja calidad, caracterizado por la falta de graves y una reproducción sin profundidad. Los medios y agudos son, sin embargo, inteligibles; puede ayudar si no tiene un sistema de audio alternativo.

    La salida de auriculares es correcta a pesar de una potencia de salida limitada a 86 mVRMS que prohíbe el uso de auriculares de monitorización. La distorsión es baja, el rango dinámico es suficiente y la diafonía es imperceptible. Notamos un problema de retención de corriente del 96% del volumen, lo que podría interferir con el uso de auriculares de alta impedancia. Sin embargo, esto no supondrá un problema para los cascos de consumo.

    Movilidad / Autonomía

    Con 1,4 kg en la báscula, el Yoga Slim 7 Pro no es el más ligero de los ultrabooks, pero sigue siendo compacto (312 x 221 x 15 mm). Su cargador ha sido diseñado para estar de pie y, por lo tanto, ocupa menos espacio en un escritorio. Sin embargo, no es tan pequeño como los modelos en forma de bloque.


    El cargador de PC es original.

    Durante nuestra prueba de autonomía de reproducción de video en Netflix, retroiluminación del teclado apagada, brillo configurado a 200 cd/m², auriculares conectados y volumen al 50%, la PC duró 7 h 32 min. Una buena puntuación en términos absolutos, pero por debajo de lo que ofrecen muchos ultraportátiles. La alta definición del panel es sin duda la responsable de este límite, siendo favorecidos en este punto concreto los ordenadores equipados con pantallas Full HD convencionales (1080p).

    Puntos fuertes

    • Excelente actuación.

    • Acabados limpios.

    • Écran Oled 90 Hz.

    • Relación de aspecto 16:10 y bordes delgados.

    Puntos débiles

    • Autonomía que podría ser mejor.

    • Reflectancia de pantalla alta.

    • Conectividad limitada para un modelo "Pro".

    Conclusión

    Nota globale

    El Yoga Slim 7 Pro es el digno descendiente del Yoga Slim 7. Funciona casi a la perfección, con un diseño limpio y un rendimiento de primer nivel impulsado por su procesador AMD Ryzen 7 5800H. Su pantalla OLED de 14 pulgadas también es una ventaja con sus bordes delgados y una frecuencia de actualización de 90 Hz, a pesar de una reflectancia muy alta. Lamentamos, sin embargo, una autonomía un poco por debajo de ciertos modelos de la competencia, pero es una contrapartida a aceptar para aprovechar un panel Oled en alta definición.

    Notas secundarias
    • Construcción
    • Actuaciones
    • Pantalla
    • Auriculares & Altavoces
    • Movilidad / Autonomía
    leer más
    Audio vídeo Revisión de Lenovo Yoga Slim 7 Pro: una excelente PC Oled de 14 pulgadas con AMD Ryzen 7 5800H
    Añade un comentario de Revisión de Lenovo Yoga Slim 7 Pro: una excelente PC Oled de 14 pulgadas con AMD Ryzen 7 5800H
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.